El Ramada 100% de los empleados

abril 18, 2012 4:52 am

Unos 72 trabajadores compran edificio

De los 90 trabajadores que son dueños del negocio del hospedaje, solo 72 pasaron a ser dueños del edificio del Hotel Ramada.

“Esto era voluntario. No todos quisieron aprovechar esta segunda oportunidad”, dijo David Mena, presidente del Ramada, a nombre de los empleados.

El bien fue financiado con un crédito con Certificados de Pasivos Garantizados (CPG) por $4,4 millones, a un plazo de 15 años y un 5% de interés. Según Mena, esos recursos se constituyeron en un fideicomiso.

La operación tiene el respaldo de la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Los empleados aseguraron que primero plantearon la decisión de comprar el bien; luego vino una espera de más de dos meses por una respuesta, mientras el organismo comprobaba la capacidad de recuperación del crédito.

“El trabajo ha sido arduo y todavía hay mucho que hacer para cambiar”, acotó Mena. Ello en referencia al proceso de remodelación que han emprendido dentro del sitio de hospedaje, donde se cambia piso, mejoran áreas de recepción y remodelan las habitaciones.

Asimismo, sin precisar detalles de la rentabilidad del negocio, Mena confirmó que en los últimos tres años los 90 trabajadores y accionistas del hotel han logrado mantener la calidad del servicio, así como el nivel de competitividad frente a las demás plazas hoteleras existentes en Guayaquil.

En la actualidad, el nivel de ocupación de las 75 habitaciones está sobre el 65% al mes, y parte de ello se lo deben a las autoridades gubernamentales. Estas, desde hace tres años, tienen como disposición presidencial el uso del servicio íntegro del hotel Ramada. Ello con la finalidad de respaldar el negocio de los trabajadores.

Ángel Gallardo y Juan Castro, accionistas, mesero y capitán de eventos del Hotel Ramada, eran los más emocionados con la nueva fase de compra, celebrada ayer en uno de sus salones principales.

“Nuestros ingresos económicos han mejorado en algo, además ahora soy accionista y dueño”, repetía Castro mientras no descuidaba detalles del evento donde recibían oficialmente el bien de manos de Camilo Samán, presidente del directorio de la CFN.

Gallardo dijo que este año recibirá $300 base por concepto de utilidades, más las cargas.

“La verdad estoy contento, trabajo para mi beneficio”, dijo; similar criterio tienen la mayoría de los trabajadores-accionistas.

Camilo Samán, por su parte, mostró el respaldo y confianza absoluta en la recuperación del dinero entregado en CPG a los empleados. Aclaró que el precio del bien es el correcto y que las deudas comenzarán a pagarse a los seis meses, con un promedio de $200 mil. Pero al ser interrogado sobre el total cobrado a los accionistas del Ramada por la venta de la administración del negocio ($750 mil) hace tres años, dijo que eso había que consultarlo luego en la CFN. (NMCH)